Watamu: Una ciudad costera para alejarse del mundo

Watamu: Una ciudad costera para alejarse del mundo

Costa de Watamu.
La costa de Watamu es un paraíso.

Watamu es el destino perfecto para desconectar. El Océano Índico es de una belleza incomparable por no mencionar la gran variedad de especies que lo habitan. Delfines, tortugas e incluso tiburones te están esperando en el fondo de estas aguas cristalinas.
Watamu es una ciudad muy tranquila en la que podrás pasear a tu antojo por sus callejuelas recorriendo su casco antiguo. Pero eso no significa que el lugar no esté preparado para los turistas puesto que en la calle principal verás varios restaurantes y tiendas de artesanía local.
Si estás planificando tu viaje a esta zona no debes olvidar que en abril ya empieza la estación lluviosa que no acabará hasta julio. ¡Justo cuándo en España entra el buen tiempo para ir a la playa en Watamu hay que llevar chubasquero!
Pero si el clima acompaña Watamu puede ser todo un descubrimiento. Sus habitantes están muy concienciados con la protección del medio ambiente. Tanto es así que hay una especie de parque de unos diez kilómetros cuadrados de extensión especialmente diseñado para mostrar al turista las buenas prácticas que deben observar a la hora de tratar con animales y plantas marinos.
Y esto sin contar con que el Parque Nacional de Watamu es uno de los de mayor tamaño de Kenia. El snorkeling y el buceo son muy populares entre los viajeros pero nadie se sumerge en el agua sin la debida instrucción de cómo actuar en aras de preservar el ecosistema. ¿Sabías que aquí nadar con los delfines está prohibido? ¡La naturaleza no es como un parque acuático!
Quizá no te habías detenido a pensar en las implicaciones de la existencia de una barrera de coral en los alrededores. Esta maravilla natural es muy hermosa pero también hace las veces de barrera para las especies animales más grandes.
No te preocupes porque si te interesan las especies marinas puedes acercarte hasta la vecina isla de la Ballena. Su superficie es estéril pero es un sitio excelente para practicar submarinismo. Y si te quedas con ganas de más puedes ir al Parque Nacional Marino de Malindi.
El arroyo Mida es otro de los imprescindibles que no puedes dejar de ver. Se trata de una planicie de inundación que es el hogar para muchos insectos y especies de aves. Garzas, gorriones de Madagascar, charratanes…
Apartar la vista de los cielos será casi imposible a menos que te decidas a explorar los bosques de manglares de Mida Creek. Los más atrevidos pueden subirse a un dhow y dejarse arrastrar por la corriente.
Como ves, hay muchas razones para acercarse hasta Watamu. Tiendas y rincones con encanto se combinan a la perfección con la vida salvaje que puebla el fondo del Mar Índico. ¡La transparencia del agua y su arena fina no tienen igual!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *