La granja de Bio-Ken: El paraíso de las serpientes

La granja de Bio-Ken: El paraíso de las serpientes

La Mamba Negra es uno de los residentes de la granja de Bio-Ken
La Mamba Negra es uno de los residentes de la granja de Bio-Ken.

Hoy nos vamos hasta la Granja de Bio-Ken para ver de primera mano una de las especies más fascinantes y letales del planeta. Nos referimos, claro está, a las serpientes. En estas instalaciones podrás contemplar varias víboras diferentes así como otros muchos reptiles igualmente temibles. ¿Preparado para ver de lo que estos animales son capaces gracias a su mordedura?
Uno de los mayores atractivos de la conocida Bio-Ken Snake Farm es que en su interior alberga a las serpientes más letales de esta parte del mundo. Cuándo hablamos sobre los animales más peligrosos de África ya mencionamos a la Mamba Negra que es extremadamente rápida y agresiva. Por no mencionar que su picadura recibe el sobrenombre de beso de la muerte.
Afortunadamente, en la granja de Bio-Ken podemos acercarnos a estos ejemplares y aprender más de ellos sin correr riesgos. Sus instalaciones están en Kenia, concretamente a cinco minutos de Watamu si vamos en coche. Si eres de altos vuelos debes saber que el aeropuerto más próximo es el de Malindi.
¿Sabías que la selección de serpientes de la Granja de Bio-Ken es una de las más grandes de África Oriental? Hay alrededor de 127 especies distintas. Algunas de ellas pueden parecer tan pequeñas e inofensivas como una simple ramita pero no debes dejarte engañar por su aspecto ya que en más de una ocasión no hay cura para la mordedura de estos seres.
Ojo, uno de los objetivos de Bio-Ken es crear antídotos para la mordedura de estas serpientes. Por este motivo, no es extraño que tengas la oportunidad de observar a más de una serpiente a la que le están extrayendo el veneno. Además, aquí se realiza un servicio a la comunidad puesto que las víctimas de ataques de serpientes de la zona vienen para recibir atención sanitaria de emergencia.
Si en algún momento te cansas de serpientes puedes tomate un respiro y echar un vistazo a los otros reptiles y anfibios que tienen su hogar en esta granja tan particular. Lagartijas, tortugas, camaleones, ranas… ¡Y hasta cocodrilos!
En la granja de Bio-Ken se realiza una gran labor tanto atendiendo a la población local como preservando a las serpientes para que puedan continuar manteniendo el equilibrio del ecosistema. En África la naturaleza es hermosa pero ese lado salvaje tan cautivador no está exento de peligros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *