Prismáticos para safari: ¡No los pierdas de vista!

Prismáticos para safari: ¡No los pierdas de vista!

Prismáticos para safari
Con unos prismáticos para safari verás desde grandes distancias.

Tener a mano unos prismáticos para safari es casi indispensable para disfrutar de la flora y la fauna de África en todo su esplendor. Recuerda que avistar animales en la distancia es bastante normal. Hoy te daremos algunos consejos para que compres los prismáticos que mejor se ajusten a tus necesidades y tu presupuesto.
En ocasiones anteriores hemos hablado de qué ropa llevar en un safari, las vacunas necesarias para viajar a Kenia y Tanzania e incluso te hemos dado las claves para protegerse de los mosquitos. Entre tantas recomendaciones prácticas ya es hora de centrarnos en herramientas útiles que te ayudarán a ver a los animales con mayor claridad y sin tanto esfuerzo. ¡Nos referimos a unos buenos prismáticos para safari!
Por lo general, los guías que vayan contigo durante tu particular expedición africana llevarán consigo unos prismáticos. No obstante, tener los tuyos propios será mucho más cómodo. Ten en cuenta que el guía puede necesitar unos binoculares tanto o más que tú ya que los profesionales son los encargados de barrer el terreno en busca de animales o de posibles dificultades.
Cuidado, tampoco hace falta que compres a lo loco. Con tener un juego de prismáticos para safari por cada dos personas es más que suficiente. Se pueden hacer turnos perfectamente sin temor a que nadie se pierda nada.
Has de pensar en los prismáticos como una inversión. Ten en cuenta que no sólo los puedes usar durante tu safari puesto que también puedes llevarlos contigo si vas a la playa o si decides visitar unas ruinas por ejemplo. ¡Nunca se sabe cuándo un detalle lejano puede llamar tu atención!
Ahora vamos con los detalles en los que has de fijarte antes de adquirir tus prismáticos. Evidentemente, lo fundamental aquí son los aumentos. Si no tienes mucha experiencia quizá deberías optar por unas lentes de entre siete y nueve aumentos.
Los prismáticos que se mueven en el arco entre los diez y los doce aumentos son geniales pero también algo complicados de manejar. Si tu pulso no es firme mejor dejarlos en la tienda porque conseguir que la imagen no se mueva será una tarea ardua. Y no queremos que eches a perder tu safari sólo por no manejar muy bien los prismáticos.
Dependiendo del presupuesto del que dispongas puedes optar por unos prismáticos con estabilizador de imagen. Esta clase de extras hacen que el precio se dispare un poco pero merece la pena si consideras que la mayor parte del tiempo vas a estar subido a un 4X4. Las vibraciones y los baches al ir por los caminos habilitados en los parques naturales son inevitables.
En definitiva, los prismáticos para safari pueden convertirse en el accesorio estrella durante tu estancia en Kenia y Tanzania. Tener la oportunidad de ver paisajes y fieras con total claridad como si estuvieran ahí mismo resulta inolvidable. ¡Serás un auténtico explorador!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *