La garganta de Olduvai: Una ventana a abierta a la Historia

La garganta de Olduvai: Una ventana a abierta a la Historia

La garganta de Olduvai
La garganta de Olduvai es la cuna de la Humanidad.

Hoy cogemos nuestra mochila para irnos hasta la garganta de Olduvai. Este enclave arqueológico privilegiado se halla al Norte de Tanzania y a través del rastro que ha dejado aquí la presencia del hombre podemos asomarnos brevemente a la evolución de la especie humana. ¡Será un viaje emocionante!
La visita a la garganta de Olduvai basta por si sola para atreverse a embarcarse en una aventura en África. Pero si eres un explorador incansable te gustará saber que también puedes aprovechar tu estancia para observar la vida salvaje de la llanura del Gran Valle del Rift.
Ojo, no te dejes confundir por las señales que marcan el camino hasta esta famosa garganta. Resulta que el nombre masái del lugar es Oldupai y así aparece reflejado en los carteles que verás a lo largo de la carretera.
La palabra “oldupai” deriva del nombre del nombre de una planta autóctona que contiene agua. Ya podrás imaginar lo útil que es este conocimiento para los masái y algunos animales como el elefante cuando llega la estación seca. Al parecer, Olduvai no es más que una deformación que se popularizó a causa de la actividad de los exploradores alemanes en la zona a inicios del siglo XX.
¿Sabías que hace millones de años el área que ahora ocupa la garganta era un lago? Pero con el paso del tiempo y el movimiento de las placas tectónicas de la tierra quedó al descubierto una serie de depósito de cenizas volcánicas gracias a las cuales se han podido datar algunos objetos localizados en los alrededores.
Otro dato no menos curioso es que aquí se han visto lo que se cree que son los primeros restos de la caza de elefantes. Herramientas de basalto y cuarzo fueron algunas de las pistas de la antigua presencia del hombre.
La garganta de Olduvai ha fascinado a historiadores y arqueólogos por igual desde hace más de un siglo. En 1911 se descubrieron los primeros fósiles pero no fue hasta dos años más tarde cuando Hans Reck descubrió un esqueleto humano.
A partir de entonces, han sido varios los equipos de arqueólogos que se han interesado por este yacimiento único. Si quieres aprender más sobre la historia de Olduvai te recomendamos que vayas al Olduvai Gorge Museum. ¡Pasear por sus salas será de lo más instructivo!
En la actualidad no hemos más que arañar la superficie de los misterios que se ocultan en la garganta de Olduvai. Lo que sí sabemos es que este lugar es un auténtico tesoro arqueológico que merece la pena preservar y conocer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *