Elefante africano: El mayor mamífero terrestre del mundo

Elefante africano: El mayor mamífero terrestre del mundo

elefante africano
El elefante africano es el mamífero terrestre de mayor tamaño.

Hoy vamos a conocer un poco mejor al elefante africano. Estos grandes mamíferos resultan fascinantes por lo que no es sorprendente que muchos viajeros se aventuren hasta Kenia y Tanzania con el único afán de verlos en directo. ¿Quieres saber por qué?
Hace poco, concretamente el 12 de agosto, se celebró el día mundial del elefante. En Masikio Safaris no queremos perder la oportunidad de brindar un sentido homenaje a este gran animal aunque sea con algo de retraso.
Como seguro que recordarás si eres uno de nuestros lectores habituales ya te contamos cosas acerca de las manadas de elefantes. Su organización matriarcal, el tamaño que llega a alcanzar un ejemplar adulto, el ritual de bienvenida cuándo nace un nuevo miembro del grupo…
A continuación, nos centraremos en otras curiosidades que tal vez no conozcas. No tienes más que seguir leyendo para aprender más sobre tu animal favorito:

  • No sudan: Aún en los días de calor más intenso los elefantes no cuentan con la ayuda del sudor para refrescarse. Este hecho provoca que se den frecuentes baños de lodo para intentar bajar su temperatura corporal. ¡Incluso llegan a a utilizar sus orejas como abanicos improvisados!
  • Son incapaces de saltar: La ciencia no ha encontrado una explicación satisfactoria a la pregunta de por qué los elefantes son los únicos animales de cuatro patas que no pueden saltar. Su enorme peso puede influir pero hay otros animales igualmente pesados como el rinoceronte que parecen no tener este tipo de limitación.
  • Descansan de pie: Cuándo llegan a la edad adulta dejan de dormir echados en el suelo y comienzan a hacerlo de pie. Todo apunta a que este es un mecanismo de defensa. Si estas en pie es mucho más fácil huir o reaccionar ante cualquier amenaza. Se ha descubierto que los elefantes africanos duermen una media de tan sólo dos horas diarias.
  • La gestación de la hembra es muy larga: Se suele decir que el embarazo de una hembra de elefante dura dos años. Esto no es exacto ya que hablamos de unos 22 meses de gestación. Aún así es un tiempo de espera inusualmente largo para que una cría venga al mundo. ¡Hay que prepararse para un parto en el que el bebé puede pesar 115 kilos!
  • Siempre es hora de comer: Los elefantes consumen unos 120 kilos de comida al día. Esto no deja mucho margen para hacer otras cosas así que las manadas buscan alimento 16 horas al día. Su dieta base es la hierba y las cortezas de los árboles que van cogiendo con sus trompas.
  • Tienen todo un lenguaje de sonidos: Los miembros de una manada de elefantes poseen un sistema de ruidos y sonidos con los que comunicarse entre sí. Son capaces de expresar diferentes emociones como el miedo o la alegría. Además, un grupo de elefantes puede comunicarse con otros individuos de la especie que estén a kilómetros de distancia.
  • La singularidad de las orejas: ¿Has visto las líneas que surcan las orejas de los elefantes? Pues son algo así como nuestras huellas dactilares. No hay dos iguales y sirven para identificar un elefante concreto.

Y aquí termina nuestro repaso por algunas de las curiosidades más llamativas sobre el elefante africano. Como ves, este animal es excepcional y no sólo porque ostente el título del mamífero terrestre más grande del planeta. ¿Te apetece reservar un safari y venir a verlos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *