La isla de Pemba en Tanzania: Un paraíso virgen

La isla de Pemba en Tanzania: Un paraíso virgen

Isla de Pemba en Tanzania
La isla de Pemba en Tanzania está repleta de vegetación.

Hoy viajamos hasta la isla de Pemba en Tanzania para darnos un chapuzón y deleitarnos con la fauna marina que habita en sus costas. Excursiones al aire libre, clases de buceo o simplemente tumbarse y disfrutar de la playa. ¡Hay tantas cosas que hacer!
¿Sabías que Pemba es conocida como la isla siempre verde? Y es que en este lugar hay mucho más que sol y arena. El paisaje presenta rasgos montañosos y además está cubierto de una vegetación frondosa y llena de vida.
Vamos con un poco de geografía para que puedas buscar la isla de Pemba en el mapa y empezar a planificar tu viaje. Esta isla se encuentra al este de Tanga y a tan solo 80 kilómetros de Zanzíbar. ¿Has visto las postales de aguas turquesas y cristalinas? ¡Pues aquí podrás contemplar esa imagen por ti mismo!
Esta isla tanzana es especialmente conocida entre los turistas por lo impresionante de sus mareas aunque el mar y las olas no son sus únicos atractivos. El territorio de Pemba está formado por colinas y pendientes en las que pueden verse plantas de diversa índole tales como palmas o arrozales.
Si lo que buscas es naturaleza salvaje aquí podrás sumergirte en dos mundos completamente distintos. Por un lado están los bosques como el Ngezi en la zona norte y por otro están las playas vírgenes que reúnen las condiciones ideales para hacer submarinismo.
Después de todo lo dicho, quizá te extrañe no haber oído hablar con más frecuencia de la isla de Pemba. La razón de que este lugar no sea tan famoso como Anse Lazio en la isla de Praslin o Diani Beach al sur de Mombasa u otras playas de África es que las infraestructuras turísticas brillan por su ausencia.
Las playas de Pemba son muy hermosas pero de difícil acceso. Esto es un claro inconveniente si viajas con niños o personas con ciertos problemas de movilidad. Además, no hay que olvidar que el principal motivo para viajar es disfrutar de unos merecidos días de descanso y los visitantes siempre acuden a sitios que ofrecen todas las comodidades posibles.
Pero no te lleves una impresión equivocada. Pemba es una de las partes más pobladas de Tanzania. Si paseas por sus calles descubrirás multitud de casas cuadras tradicionales edificadas con paredes de barro, un marco de madera y con techos de paja o chapa ondulada.
Un dato curioso si te interesa el folclore y la cultura de la región. En Pemba los curanderos y el vudú son muy importantes. Personas del este de África van a la isla para conseguir curas o para aprender las habilidades del oficio de sanador.
En suma, la isla de Pemba en Tanzania es un enclave salvaje en el que todavía queda mucho por descubrir. La vecina isla de Unguja sí que cuenta con unos servicios turísticos desarrollados así que las comunicaciones y los desplazamientos no son tan difíciles como puede parecer a simple vista. ¡Saca tus dotes de explorador y déjate sorprender por los misterios que encierra esta isla!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *