Lago Eyasi: La unión de naturaleza y tradiciones

Lago Eyasi: La unión de naturaleza y tradiciones

Lago Eyasi
El caudal del Lago Eyasi es muy variable.

El Lago Eyasi es un paraje natural de singular belleza que se halla en las cercanías del cráter Ngorongoro. Como es lógico, la influencia de la actividad volcánica en la geografía de la zona se hace notar y no es raro encontrarse con muros y paredes de corte abrupto y desigual.
Cuando pensamos en un lago automáticamente se nos viene a la cabeza la imagen de un pequeños y tranquilo estanque. Nada más lejos de la realidad en el caso del lago Eyasi. Esta extensión de agua alcalina ocupa casi 1.050 km². ¡Ver la otra orilla es complicado!
El caudal del lago varía mucho en función de las precipitaciones por lo que el aspecto que presente la zona cuándo vengas de visita a Tanzania dependerá de si has escogido la estación seca o la de las lluvias para tu viaje.
¿Sabías que este lago permanece seco durante la mayor parte del año? Este curioso fenómeno tiene su importancia para la vida de la región pero no te preocupes porque tanto la vegetación como las fieras salvajes están perfectamente adaptados a esta circunstancia.
No hay que olvidar que el Lago Eyasi no deja de ser un Parque Nacional. Esto hace que el lugar sea especialmente interesante para los viajeros ávidos de explorar en busca de rincones y vivencias exóticas.
Los baobabs se encuentran entre las maravillas que podrás contemplar en las cercanías del Lago Eyasi. Aunque si deseas aprender más curiosidades sobre los baobabs y ver estos árboles en su máximo esplendor te recomendamos que te acerques hasta el parque Tarangire.
Sin embargo, aún queda algo que hacer antes de que abandones el Lago Eyasi. Y es que este es el hogar de una tribu de bosquimanos llamada Hadza. Son excelentes tiradores ya que se dedican a la caza con arco y también recogen tubérculos y fruta para completar su dieta. Esta es una gran oportunidad para aprender cosas acerca de un modo de vida milenario.
El broche final de tu excursión puede ser la ascensión de la cumbre Alipi. Esta elevación se alza a unos 700 metros de altura por lo que las vistas que ofrece del lago Eyasi son impresionantes. Si haces esta subida contrata los servicios de un guía y equípate como es debido. Tu seguridad y la de las personas que te acompañan es lo más importante.
Avistamientos de aves, escalada, visitas a poblados tribales… En el Lago Eyasi hay actividades para todos los gustos además de unos paisajes peculiares y únicos. ¿A qué esperas para reservar tu viaje a este mágico lugar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *