Hacer un safari en diciembre: Vive un invierno diferente

Hacer un safari en diciembre: Vive un invierno diferente

Hacer un safari en diciembre
Hacer un safari en diciembre es un viaje único.

Hacer un safari en diciembre es una buena forma de darle un toque especial a tus vacaciones invernales. Como explicamos en su día, este mes es época de lluvias cortas en Kenia y Tanzania pero eso no detiene a la fauna salvaje del continente que continúa ofreciendo todo un espectáculo a los viajeros que se acercan hasta aquí a estas alturas del año.
En Masikio Safaris nos esforzamos por desterrar la idea equivocada de que los safaris son para el verano. Tanto el paisaje como los animales que puedes ver en Kenia y Tanzania varían sensiblemente según la época del año. Si eres un apasionado de las maravillas que oculta el continente africano viajar hasta aquí en invierno es casi una obligación.
Por supuesto, la cuestión de la climatología siempre es importante. Resulta que diciembre es un mes veraniego en África por lo que lo habitual es que haga más calor que en junio, julio o agosto. Cuesta un poco hacerse a la idea pero has de tener en cuenta las altas temperaturas que vas a encontrarte al llegar a destino si quieres meter en la maleta la ropa de safari adecuada.
Las temperaturas medias en Kenia en diciembre suelen estar entre los 24ºC en las zonas montañosas y los 30ºC en los territorios situados a menor altitud. Por norma, las famosas lluvias cortas hacen su aparición a última hora de la tarde pero, obviamente, es imposible garantizar que no tengas alguna mañana pasada por agua. ¡Lleva tu chubasquero siempre contigo!
El tiempo en Tanzania es bastante similar al descrito arriba. También hay breves momentos de lluvia de noviembre a diciembre y las temperaturas suelen ser de unos 27ºC de media. Ojo, esto no significa que el termómetro no pueda variar unos cuantos grados según el momento del día. Recuerda que las noches son mucho más frías.
Y si todavía no tienes claro qué lugares deberías visitar a la hora de hacer tu safari en diciembre te recomendamos que eches un vistazo a nuestras sugerencias:

  • Cráter del Ngorongoro: De diciembre a enero se registra una gran afluencia de animales en el Área de Conservación del Ngorongoro así que es un momento ideal para ir de safari por la zona. Los antílopes son los animales más fáciles de ver.
  • Playas de Diani: ¿Quién no sueña con ir a la playa en invierno? Diani Beach se sitúa al sur de Mombasa y es un lugar muy concurrido. Además de tomar el sol puedes pasear y comprar curiosos objetos de artesanía local a los vendedores que ofrecen aquí sus productos aprovechando la popularidad de esta playa.
  • Masai Mara: Como no podía ser de otra forma, el parque más famoso del mundo no podía quedarse fuera de la lista. Aunque no se trata de un lugar muy grande la diversidad animal y vegetal hacen de este enclave un verdadero tesoro.

En definitiva, hacer un safari en diciembre es un viaje increíble que merece la pena experimentar al menos una vez en la vida. Desde el equipo de Masikio Safaris podemos asesorarte para que elijas el destino y las actividades que mejor se adapten a ti y a los tuyos en esta época del año. ¿Preparado para venir a África?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *