Parque Nacional de Amboseli: Una belleza singular

Parque Nacional de Amboseli: Una belleza singular

 

Parque Nacional de Amboseli
Manadas de elefantes en el Parque Nacional de Amboseli.

Hoy iniciamos nuestra aventura en el Parque Nacional de Amboseli. Caminaremos por llanuras polvorientas que se extienden hasta dónde alcanza la vista pero que no te engañe el aspecto árido del lugar. Esta reserva natural alberga muchas sorpresas para el viajero con ansias de explorar. ¿Comenzamos la excursión?
Aunque parezca sorprendente, uno de los principales atractivos de Amboseli es que ofrece unas vistas increíbles del Kilimanjaro. Cualquiera lo diría teniendo en cuenta que esta impresionante montaña se encuentra en Tanzania y no en Kenia pero es que una elevación de 5.100 metros de altura no pasa desapercibida se mire como se mire.
El Parque Nacional de Amboseli propiamente dicho se extiende unos 392 km². Los lugareños lo llaman “el lago de polvo” debido al ambiente seco que se respira en sus llanuras. Pero no te dejes engañar por las apariencias ya que en esta zona hay una impresionante red de aguas subterráneas.
¿Has visto alguna vez un espejismo? Este tipo de cosas no sólo pasan en las películas y si viajas hasta aquí podrás comprobarlo por ti mismo. Verás algunos animales que se acercan a saciar su sed en una lago imaginario cuándo lo único que hay en el suelo es arena. ¡Tú asegúrate de que tu cantimplora este llena y así te evitarás más de una decepción!
A pesar de lo dicho, el Parque Nacional de Amboseli no es un desierto inclemente. Hay lagunas, o más bien pantanos, diseminados por todo el territorio. Guepardos, hipopótamos, ñus y otras muchas especies animales se han convertido en expertos en encontrar estas fuentes de agua. ¡Su supervivencia depende de ello!
Pero sin duda los reyes de Amboseli son los elefantes. Muchos turistas acuden hasta aquí con el objetivo de contemplar las grandes manadas de estos fascinantes ejemplares. Como ya hemos apuntado en otras ocasiones, los elefantes tienen una estructura social compleja por lo que lo normal es que se muevan en grupos que compartan lazos familiares. ¡Quizá veas alguna cría!
Si la cultura de áfrica también te interesa no te puedes perder el pueblo Masai que se sitúa en la zona exterior del parque. Eso sí, aunque los miembros de esta tribu son hospitalarios conviene que trates sus costumbres con respeto y que nunca les hagas fotografías sin asegurarte de que están de acuerdo.
Como ves, la visita al Parque Nacional de Amboseli merece realmente la pena. Es un lugar rebosante de vida y especies animales a pesar de que a primera vista puede parecer una tierra yerma y estéril. ¡Atrévete a descubrir sus secretos más ocultos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *