Aprende las diferencias entre el leopardo y el guepardo

Aprende las diferencias entre el leopardo y el guepardo

Diferencias entre el leopardo y el guepardo
¿Conoces las diferencias entre el leopardo y el guepardo?

¿Sabes cuáles son las diferencias entre el leopardo y el guepardo? Distinguir entre estos dos felinos hará que disfrutes aún más si cabe de tus salidas de safari. ¡Sigue leyendo para poner a prueba lo que sabes acerca de estas dos especies!

Como todo el mundo sabe, el leopardo y el guepardo son dos grandes felinos. Sin embargo, las similitudes que comparten hacen que sea algo difícil para el ojo inexperto determinar cuándo se está ante uno u otro ejemplar.

A ver, ambos felinos son cazadores, tienen la piel moteada y por si esto fuera poco en numerosas ocasiones se los puede ver compartiendo el mismo hábitat. ¡Suficiente para que cualquiera se haga un pequeño lío!

Empecemos por explicar las diferencias físicas. Están ahí si uno sabe dónde buscar. Por un lado, el leopardo es algo más corpulento. Si lo piensas bien tiene cierta lógica. Mientras que el guepardo es el animal terrestre más rápido y necesita ser menudo y ágil al leopardo no le ocurre lo mismo. ¿Sabías que un leopardo es una pantera con menos melanina que los ejemplares de color negro?

Por otra parte, la concentración de las motas en el pelaje del guepardo es menor. Fíjate también en las marcas negras que van desde el lacrimal hasta el hocico de estas fieras salvajes. En el caso de los leopardos puedes observar manchas que se superponen las unas sobre las otras.

Y un detalle que no debes pasar por alto. El guepardo necesita una gran cantidad de oxígeno cuándo sale a la carrera. La naturaleza es sabia y ha provisto a este animal de un pecho ancho y unas fosas nasales algo más grandes para ayudarle a respirar mejor.

Para terminar, examinaremos las garras. Los guepardos no tienen uñas retráctiles sino que son romas y más parecidas a las de las especies caninas. Esto se debe a que estos animales no podrían correr de un modo tan eficiente con las garras dentro de las almohadillas.

Como podrás imaginar por lo dicho hasta el momento los estilos de caza del guepardo y el leopardo no se parecen en nada entre sí. El guepardo prefiere conservar sus fuerzas ya acechar a sus presas hasta estar seguro de que la distancia que lo separa de su objetivo es la adecuada para que no se escape. Una separación de 50 metros suele bastar.

En cuanto al leopardo, éste prefiere un estilo de caza más directo. Suele acechar desde las copas de los árboles por lo que sus saltos y su corpulencia le son de gran utilidad cuándo llega la hora de enzarzarse en una lucha. También comen carroña llegada la ocasión.

Por lo que respecta al hábitat en el que se mueven leopardos y guepardos cabe destacar que este primer grupo se adapta con mayor facilidad a los cambios en el entorno. El guepardo no abandona la sabana africana mientras que el leopardo puede sobrevivir sin problemas en selvas o bosques, por ejemplo.

Ahora ya conoces más a fondo las diferencias entre el leopardo y el guepardo. A pesar de todas las características que los distinguen lo que sí tienen en común ambas especies es que resultan igualmente fascinantes para todo aquel que las contempla. ¡Si logras avistarlos sabrás que decimos la verdad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *