Plantas de Kenia: La maravillas de la vegetación

Plantas de Kenia: La maravillas de la vegetación

Plantas de kenia. Tamarindo español
El tamarindo español es una de las plantas de Kenia más valoradas.

Hoy en Masikio Safaris queremos llamar tu atención sobre las plantas de Kenia. La diversidad de los espacios naturales de este país africano va mucho más allá de grandes mamíferos o aves exóticas. ¡Echemos un vistazo al paisaje para descubrir los misterios de la vegetación!
Playas, bosques, sabanas, zonas desérticas… A estas alturas es poco probable que te sorprenda la amplia variedad de ecosistema de Kenia. Y es precisamente esta mezcla de entornos ambientales lo que hace tan interesante a las plantas que encontramos en esta parte del mundo.
Los amantes de la botánica están de enhorabuena porque aquí podrán contemplar algunas plantas autóctonas de gran belleza e interés. Las diferencias de altitud y las consiguientes oscilaciones de temperatura así como el ciclo de estaciones secas y lluviosas han propiciado que cada especie vegetal se haya propagado sólo por los territorios más aptos para su crecimiento y desarrollo.
En suma, si quieres ver flamencos rosas vas al Lago Nakuru, si quieres ver chimpancés vas a Gombe y si quieres ver un baobab vas a Tarangire. A continuación, vamos a hablarte de algunas de las plantas y árboles más espectaculares de Kenia para que las conozcas mejor y sepas dónde ir para verlas en todo su esplendor.

  • Roble Meru: Este árbol impresiona por su gran tronco que se alza recto para culminar en unas ramas con hojas dispuestas en forma de estrella. Si tienes la suerte de ver sus flores comprobarás que son pequeñas y de color blanco con un toque violáceo. Sus frutos son oscuros y de un color a medio camino entre el azul y el negro.
    Un buen lugar para encontrar el roble Meru es el Monte Kenia. No obstante, la buena calidad de la madera de este roble puede convertirse en su perdición. Se suele utilizar para producir carbón y la tala ha sido tan masiva que el roble Meru se halla en peligro de extinción.
  • Árbol del parasol: Como su propio nombre indica, este árbol se asemeja a una sombrilla o un paraguas. Su tronco es alto y sin ramas y como puede llegar a alcanzar los doce metros de altura no es de extrañar que ofrezca una sombra excelente bajo la que cobijarse del inclemente sol de África.
    Al igual que ocurría con el roble Meru, resulta que la madera de esta especie sirve como combustible. Por esta razón ha entrado en la lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.
  • Tamarindo español: Y llegamos a la última de las plantas típicas de Kenia. Que no te engañe el nombre de este tamarindo porque su origen no es español sino africano. Puede verse en países como Tanzania o Angola, por ejemplo.
    La altura de este tipo de árbol puede variar desde los dos metros hasta los quince. Se distingue por su corteza grisácea con una línea de color blanco. Sus hojas son más bien redondas y cambian de tono siendo más oscuras en la parte superior.
    Además de por sus flores aromáticas este árbol es muy valorado por sus frutos. Esta circunstancia hace que algunos lugareños planten tamarindos en sus huertos. Esta especie es propia de climas tropicales.

Ahora que has aprendido algunas cosas acerca de las plantas de Kenia seguro que aprecias mucho más la hermosura de los paisajes durante tus salidas de safari. El encanto de África reside en su flora, su fauna y su cultura así que hay que valorar cada uno de estos aspectos para que tu viaje sea una experiencia única.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *