Safaris a caballo: ¿Te atreves a tomar las riendas?

Safaris a caballo: ¿Te atreves a tomar las riendas?

Realizar safaris a caballo es una experiencia inolvidable

¿Habías oído hablar alguna vez de los safaris a caballo? Esta es una forma bastante peculiar de explorar la vida natural de Kenia ya que el contacto con los animales y el entorno es todavía más directo si cabe. Hoy te contamos las ventajas de embarcarte en una aventura ecuestre.

Si buscas exclusividad y la hípica es tu pasión seguro que encontrarás esta clase de safari de lo más interesante. Dejando a un lado la comodidad de tu vehículo 4×4 vivirás el recorrido por las tierras de Kenia de una forma intensa y única.

Como ya sabrás a estas alturas hay múltiples parques que visitar en Kenia pero no todos están acondicionados para dar un paseo a caballo. Algunas de las opciones disponibles más populares son la famosa Reserva Nacional Masai Mara o el bello Parque de Amboseli.

Huelga decir que has de contar con un equipo profesional que te guíe y que sepa cómo manejar a los caballos que serán tu medio de transporte. Como ocurre con tantas otras actividades, como por ejemplo el submarinismo, no debes intentar hacer cosas que estén por encima de tu nivel. Te aconsejamos que si no tienes unas nociones mínimas de equitación no hagas este safari.

Por lo general, debes ser capaz tanto de trotar como de galopar controlando la velocidad y la dirección del caballo. Recuerda que no irás por una pista sino por campo abierto. Esto incluye superar pendientes o arroyos cuya corriente puede jugarte una mala pasada si no estás atento.

Ojo, aquí no hay un conductor que pare o continúe el trayecto por ti. Los safaris a caballo no suelen tener una duración demasiado larga para que tanto el jinete como su montura estén descansados y listos para reaccionar ante los imprevistos y los cambios de comportamiento de las fieras salvajes.

Y como imaginarás, no siempre será posible mantenerte encima del caballo. Esto implica que tienes que ser capaz de montar y desmontar por tu cuenta para no romper el ritmo de la marcha. En suma, a pesar del amor que lo más pequeños demuestran por los caballos este no es el tipo de safari adecuado si vienes con niños.

Para terminar, la cuestión del peso del equipo es importante. En numerosas ocasiones hemos hecho hincapié en qué llevar cuándo vas de safari. La cantimplora, el repelente de mosquitos, la protección solar, ropa de abrigo o un tentempié no pueden faltar. Ten presente que el peso límite que puede llevar cada animal es de unos 90 kilos.

Durante un safari a caballo te sentirás como un auténtico explorador preparado para ver paisajes y animales exóticos en primera línea. ¿Estás preparado para iniciar tu propia cabalgata por tierras africanas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *