Por qué hacer un safari en verano: Unas vacaciones diferentes

Por qué hacer un safari en verano: Unas vacaciones diferentes

Por qué hacer un safari en verano
¿Todavía no sabes por qué hacer un safari en verano?

¿Quieres saber por qué hacer un safari este verano? Pues has llegado al sitio web indicado. Hoy vamos a comentar algunos de los principales atractivos de lanzarse a la aventura africana durante las vacaciones estivales. ¡No olvides la protección solar y un buen sombrero!
Uh safari es una experiencia única. Esta clase de viajes hay que vivirlos en primera persona para comprender lo que se siente en plena naturaleza contemplando los hábitos de los animales salvajes subido a tu vehículo 4×4.
Ya te hemos aconsejado en numerosas ocasiones acerca de numerosos aspectos útiles para tu viaje. Qué ropa llevar a un safari, cómo comportarse, qué vacunas hacen falta, qué tipos de alojamientos podemos encontrarnos en destino, la comida típica de la zona… Esta vez nos centraremos en las razones por las que merece la pena viajar a Kenia y Tanzania en verano.
¿Recuerdas nuestro artículo sobre cuál es la mejor época para visitar Kenia y Tanzania? Entonces ya te advertimos de que la época seca se extiende de junio hasta octubre. El paisaje cambia por completo de color respecto a la estación lluviosa así que verás un entorno distinto en función de los meses del año que elijas para reservar tu safari.
La parte positiva de ir de safari en verano es que los animales son más fáciles de avistar debido a la escasez de vegetación. Camuflarse sin espesos árboles que nos protejan de ojos indiscretos no es tarea sencilla ni siquiera para los grandes felinos más sigilosos.
Eso sí, prepárate para hacer cola y algún que otro desembolso extra. No en vano, de junio a agosto es cuándo la mayoría de la gente cogemos esos tan ansiados días libres. Las consecuencias de viajar en temporada alta alcanzan incluso a África.
¿Pero cuáles son los mejores sitios para ir de safari en verano? La excursión al Parque Tarangire para ver las manadas de elefantes es especialmente popular, por ejemplo. Y no pienses que estamos dejando de lado la joya de la corona: La Gran Migración.
Numerosas manadas de herbívoros del centro y el sur de Tanzania inician su peregrinación en busca de fuentes de agua. Su objetivo no es otro que el Parque Nacional de Serengeti en Kenia. Se trata de una ruta impresionante de unos 3.000 kilómetros de largo. ¡Las praderas de Masai Mara valen el esfuerzo!
Precisamente, en este mes de agosto es el momento en el que las manadas han de atravesar el río Mara. Si tienes planeado tu safari lo más seguro es que te lleves a casa una magnífica colección de fotografías.
Ya puedes dejar de preguntarte por qué hacer un safari en verano. Esta es una temporada estupenda para ver una gran cantidad de especies animales sin demasiadas dificultades. ¡Aprovecharás al máximo tu estancia en Kenia y Tanzania!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *