Parque Nacional de Nairobi: El lado salvaje de la civilización

Parque Nacional de Nairobi: El lado salvaje de la civilización

Leona en el Parque Nacional de Nairobi
El Parque Nacional de Nairobi está a las afueras de la ciudad.

¿Has oído hablar alguna vez del Parque Nacional de Nairobi? Las instalaciones distan mucho de ser como las de otros parques más famosos de África pero la experiencia de vivir una aventura es exactamente la misma. ¡Naturaleza salvaje a sólo unos pasos de la ciudad!
Visitar enclaves como el Kilimanjaro o el Área de Conservación del Cráter Ngorongoro se ha convertido en casi una obligación para los viajeros que se aceran a Tanzania o a Kenia. Sin embargo, lo cierto es que no hace falta recorrer enormes distancias para descubrir la majestuosidad de la fauna de estos países.
Como es de sobra sabido, Nairobi es una de las ciudades más destacadas de Kenia. Esto la convierte en punto de partida para multitud de viajes de safari por lo que no te resultará complicado llegar hasta aquí y echar un vistazo al Parque Nacional que alberga a las afueras.
Para ir al Parque Nacional de Nairobi tendrás que buscar un medio de transporte para circular por la carretera de Langata. Viajar por la zona es seguro dado que existen vallas de protección para que humanos y fieras puedan mantener las distancias.
El Parque de Nairobi abrió sus puertas en 1945 por lo que su historia es bastante reciente. Sus 114 Km2 son impresionantes y están llenos de vida a pesar de que el recinto sea mucho más humilde que otros más alejados de la civilización.
¿Sabías que parte del territorio está protegido a causa de la diversidad de especies animales y vegetales que lo habitan?
Si viajas con niños o es la primera vez que vienes al continente africano acudir a este parque será una excelente forma de entrar en contacto con el mundo de los safaris sin demasiadas incomodidades ni largos trayectos hasta el destino deseado.
Además, el asunto de los desplazamientos en el interior del parque no es en absoluto problemático. Las pistas que lo recorren se hallan en buenas condiciones y la calidad de las señalizaciones es la adecuada. ¡No te perderás en los cruce de caminos!
En este parque podrás avistar gran cantidad de aves. Pero ten en cuenta que la población varía en función de la época del año puesto que muchos de estos pájaros son migratorios. Como siempre, te recomendamos que disfrutes del momento y no te obsesiones con ver una especie concreta.
Para terminar, si por algo sobresale este parque es por ser una fantástica reserva de rinocerontes. Las cría de estos ejemplares ha sido un éxito lo que favorece la vuelta de esta especie a su antiguo hábitat natural.
Y con esto finaliza este particular tour por el Parque Nacional de Nairobi. Los animales conviven con el hombre en perfecta armonía ofreciendo así al viajero un espectáculo increíble. ¡Kenia está llena de sorpresas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *