Mnemba: Una isla convertida en hotel

Mnemba: Una isla convertida en hotel

Isla de Mnemba
La isla de Mnemba es sinónimo de lujo y naturaleza

Visitar Mnemba es tu oportunidad para saber qué se siente yendo a una isla privada. Al encanto y la belleza de Zanzíbar se le añade el atractivo de la exclusividad al hospedarte en un complejo turístico único en su género.
El viaje Mnemba es impresionante. La parte negativa es que venir hasta aquí no es algo que puedas decidir en el último momento. Las plazas son limitadas y la reserva suele hacerse con al menos seis meses de antelación en el mejor de los casos.
Como seguramente imaginarás por todo lo dicho hasta ahora, Mnemba es uno de los destinos más apropiados para un viaje romántico. Una pareja de novios de luna de miel en África sería un ejemplo excelente del tipo de viajero con el que te cruzarás. La magia de África y del Océano Índico se combina con el lujo y las comodidades.
No olvidemos que la naturaleza siempre tiene su sitio en un viaje por tierras africanas. ¿Sabías que esta parte del continente africano es una de las más visitadas por ballenas y delfines? Sin duda esa es una de las escenas más maravillosas que ofrece el mar en esta parte del mundo.
Si buscas algo más de acción pero sin embarcarte en una intensa jornada de safari siempre puedes optar hacer un pequeño pícnic costero. La playa de Muyuni es digna de verse aunque no sea muy conocida. En las cristalinas aguas de la laguna podrás distinguir desde corales hasta peces de vivos colores.
Ni que decir tiene que el submarinismo es una de las actividades estrella de la zona. Como siempre, te aconsejamos ir acompañado de un profesional que conozca la zona y no aventurarte por tu cuenta aunque ya tengas experiencia con este deporte. La precaución y la preparación evitan accidentes.
El hotel tiene escuela de buceo y ofrece dos inmersiones diarias con guías certificados. La temperatura del agua es perfecta ya que ronda los 27ºC. La época de mejor visibilidad va de noviembre a marzo, una vez pasada la estación lluviosa.
Por lo que respecta a las instalaciones que encontrarás en Mnemba debes saber que el alojamiento en sí cuenta con al menos diez cabañas construidas en madera de Zanzíbar. Por descontado, las habitaciones son privadas y están decoradas de forma muy original usando productos de la artesanía local. ¡Hay vistas al Océano Índico desde la habitación!
No debes preocuparte por los problemas de intimidad dado que cada cabaña está separada de las otras por senderos y árboles. Podrás dormir la siesta en la terraza sin temor a que nadie perturbe tu merecido descanso.
Como ves, Mnemba reúne lo mejor de las playas de África en un ambiente poco concurrido. Nada mejor para desconectar que hacer las maletas y venir a descubrir por ti mismo este paraíso diseñado especialmente para el rélax y la diversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *