El zorro orejudo: ¡No se le escapa un sonido!

El zorro orejudo: ¡No se le escapa un sonido!

Zorro orejudo en África
El zorro orejudo se alimenta de pequeños invertebrados.

El zorro orejudo es otro de los distinguidos miembros de la fauna salvaje de Tanzania. Sus orejas pueden sorprender por su tamaño pero lo cierto es que son de una ayuda inestimable para que este cánido pueda detectar a sus presas. ¡Sigue leyendo para saber más sobre este fascinante animal!
El zorro orejudo se encuentra sólo en África. La mayoría de los ejemplares se reparten en dos zonas. Se podría hablar de un primer grupo que se ubicaría entre Somalia y Tanzania y otro que estaría en Angola.
Este zorro no tiene un aspecto demasiado intimidante. De hecho, no es fácil de ver a causa de su reducido tamaño. Pero no te dejes engañar por las apariencias. Cuándo se trata de procurarse alimento no hay nada que se interponga entre este animal y su comida.
¿Sabías que en algunas ocasiones las orejas de este zorro pueden llegar a ser más grandes que su cabeza? No es de extrañar que tenga un oído tan fino para descubrir el más ligero susurro de los pequeños invertebrados, hormigas o termitas que componen su dieta.
Otro de los rasgos distintivos de esta especie son sus patas largas. Ten en cuenta que suelen asentarse en áreas de pastos con un clima seco y cálido. Disponer de las extremidades adecuadas para caminar sin que la vegetación estorbe la línea de visión resulta bastante práctico a la hora de moverse.
Al llegar a la edad adulta este animal puede pesar unos tres kilos y mide setenta centímetros. Tiene un pelaje muy corto si dejamos de lado la cola y suele ser de una tonalidad a medio camino entre el marrón y el gris. Tanto el rostros como la garganta son de un color algo más claro que el resto del cuerpo.
Cuándo llega el momento de formar una familia el zorro orejudo se toma en serio eso de sentar la cabeza. Elige una pareja de por vida y tanto el macho como la hembra se ocupan de las crías. Cada camada suele componerse de seis cachorros así que en este caso la paternidad es un trabajo muy duro y a tiempo completo.
Los cachorros no serán independientes hasta que pasen al menos 15 semanas de lactancia. Durante esta etapa el macho asume muchas responsabilidades como asear a su progenie, defenderla o trasladarla de un lugar a otro en caso necesario.
Además de tener unos fuertes lazos familiares, esta especie es bastante sociable. No les molesta compartir su fuente de alimento y a menudo se acercan a otros cánidos para jugar o para asociarse contra un depredador común.
¿Te gustaría ver un zorro orejudo durante tu safari? Pues tendrás que mirar el calendario. Curiosamente, este animal es nocturno en invierno y diurno en verano. ¡El frío y el calor extremos parecen no importarle!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *