Crías de animales: Los más juguetones

Crías de animales: Los más juguetones

Crías de animales. Bebé de elefante.
Las crías de animales siempre tienen un aspecto simpático y juguetón.

Descubrir crías de animales es uno de los momentos más especiales de un safari. Niños y adultos disfrutan por igual cuando contemplan como juegan entre sí los cachorros de guepardo o como una joven jirafa intenta llegar a las ramas más altas de los árboles igual que su madre. ¡Ven a ver a los más pequeños de la sabana!
Cuándo alguien viene de safari a Kenia o Tanzania uno de sus principales intereses es ver el mayor número de fieras salvajes que sea posible. Pero ni siquiera animales impresionantes como el león o el elefante nacen siendo tan majestuosos como llegarán a ser en la edad adulta.
¿Quieres conocer un poco mejor cómo son las crías de algunos de los animales más populares de África? Pues has llegado al blog indicado porque en Masikio Safaris hemos preparado una breve lista en la que explicamos algunas de las características más sobresalientes de los cachorros de distintas especies:

• Guepardo: Una peculiaridad de las crías de esta especie es que tienen un pelaje más largo que los ejemplares adultos. Esto les confiere un aspecto muy gracioso ya que se asemejan a un simpático peluche moteado. ¡Pero no olvides que siguen siendo fieras salvajes!
• Elefante: ¿Has visto alguna vez un bebé elefante? Si te pica la curiosidad te encantará la excursión al Orfanato de Elefantes Sheldrick. No te dejes engañar por su indefensa apariencia porque al nacer ya llegan a los cien kilos de peso y miden más de un metro. ¡Imposible cogerlos en brazos aunque no pesen los 7.500 kilos que pueden alcanzar en la madurez!
• Leones: Ahora vamos con otro de los Cinco Grandes. Los cachorros de león forman parte de una gran familia ya que todos los miembros de la manada cooperan para ayudar en su crianza. Una leona no opondrá resistencia a la hora de amamantar a cualquier cachorro.
Formar parte de una comunidad es esencial para la supervivencia de un león. Tanto es así que las manadas suelen estar compuestas por al menos media docena de hembras y cuatro machos.
• Jirafa: ¿Sabías que la jirafa alumbra a sus crías de pie? Esto implica que el recién nacido cae al suelo desde una altura de unos dos metros. ¡Para que luego digan que los bebés no son duros de pelar!
Bromas aparte. La razón de que las crías de jirafa no sufran ningún daño al venir al mundo es que caen estando todavía dentro del saco embrionario que actúa como una capa que amortigua el golpe.

Las crías de animales son un mundo aparte. Si vienes de safari en la época adecuada tendrás la oportunidad de ver por ti mismo el lado tierno de las fieras más temibles de Kenia y Tanzania. ¡En el reino salvaje la familia también es importante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *